01 / 04

Un poco de mi...


Mi nombre es Kelvin Pagán, para ser honesto, no recuerdo el momento exacto con el que conecté con la fotografía pero de lo que estoy seguro es que desde que lo hice, no he vuelto ha hacer otra cosas que no sean fotos. Como la mayoría de los fotógrafos profesionales, comencé haciendo fotos a familiares y amigos. Hice de todo, bodas, bautizos, maternidad, bienes raíces, productos y muchas cosas más. Al final, decidí dedicarme a las bodas, lo estuve haciendo por 10 años. Gracias a las bodas tuve la oportunidad de trabajar en Puerto Rico y en muchas ciudades de Estados Unidos.


Pero en el 2022 mi vida cambió para siempre, tuve una perdida personal que me alejo de la fotografía por un tiempo y luego de mucha reflexión y conversaciones con mi esposa, decidí regresar de ese periodo de reflexión para hacer fotos Boudoir. Algo que nunca había hecho, excepto en una ocasión por pedido especial de una novia.


Mi intención con la fotografía Boudoir es que cada mujer se sienta segura en su propia piel. Que no importando su figura, tamaño o su historia, pueda mostrar su belleza a través de esta sesión de fotos y celebrarse a sí misma.